Que Puedo Tomar Para el Dolor de Espalda si Estoy Embarazada

Muchas mujeres embarazadas tienen dolor de espalda a medida que su vientre se agranda y sus músculos y columna se esfuerzan para soportar el peso extra.

Durante el embarazo, el cuerpo también produce la hormona relaxina, que ayuda a preparar el cuerpo para el parto. Uno de los efectos de la relaxina es el aflojamiento de los ligamentos en todo el cuerpo, lo que hace que las mujeres embarazadas sean menos estables y más propensas a sufrir lesiones, especialmente en la espalda.

Que Puedo Tomar Para el Dolor de Espalda si Estoy Embarazada

Sepa cuándo consultar a su proveedor de atención médica

Si tiene dolor de espalda severo durante el embarazo o dolor de espalda que dura más de dos semanas, hable con su proveedor de atención médica. Él o ella podría recomendar medicamentos como acetaminofén (Tylenol) u otros tratamientos.

Que Puedo Tomar Para el Dolor de Espalda si Estoy Embarazada

Que Puedo Tomar Para el Dolor de Espalda si Estoy Embarazada

Tenga en cuenta que el dolor de espalda durante el embarazo puede ser un signo de parto prematuro o una infección del tracto urinario. Si tiene dolor de espalda durante el embarazo que va acompañado de sangrado vaginal, fiebre o ardor al orinar, comuníquese de inmediato con su proveedor de atención médica.

Causas naturales del dolor de espalda durante el embarazo

Los cambios comunes debido al embarazo que pueden causar dolor de espalda incluyen:

Aumento de peso . El embarazo puede hacer que gane como un cuarto de su peso corporal, agregando estrés a la espalda y otras estructuras que soportan peso.

Centro de gravedad cambia durante el embarazo . Secundario al aumento de peso, el peso típicamente se lleva anterior (en el frente) y posterior (detrás). Este cambio en su centro de gravedad crea:

Desequilibrios musculares . Estos desequilibrios crean tensión en las estructuras que soportan peso en el cuerpo y son más problemáticos si se superponen a los desequilibrios existentes (como la debilidad muscular y la inflexibilidad).

Músculos que se fatigan más rápido de lo normal . La fatiga muscular a menudo resulta en una mala postura y hace que la mala postura sea aún peor.

Tratamiento

Hay varias maneras de ayudar a aliviar su dolor de espalda:

Intente no levantar nada que pese más de unas pocas libras. Si tiene que levantar algo pesado, asegúrese de levantarlo correctamente. No se incline por la cintura; en cambio, doble las rodillas, póngase en cunclillas y levante con las piernas, no con la espalda.

No permanezca mucho tiempo ni sentada ni parada. Si no puede evitarlo, use una caja o taburete para sostener un pie cuando esté de pie o con ambos pies cuando esté sentado. Si debe permanecer de pie durante mucho tiempo, asegúrese de tomar descansos frecuentes.

Siéntese en sillas ergonómicas con respaldo o coloque una almohada pequeña en la parte baja de su espalda. Y trate de sentarte derecho.

Párese derecho. Resista el impulso de empujar su vientre hacia adelante.

Aplique una toalla tibia, una botella de agua tibia o una almohadilla térmica en la configuración más baja.

Use una prenda de sujeción abdominal o pantalones de maternidad con bandas elásticas anchas que quepan debajo del abdomen.

No use tacones altos, es mejor utilizar zapatos con tacones bajos y buen soporte para el arco.

Obtenga un colchón firme o coloque una tabla entre su colchón y su somier.

Duerma de costado, con al menos una rodilla doblada. Intente usar una almohada de embarazo para que el sueño sea más cómodo. O ponga una almohada entre sus rodillas y otra debajo de su vientre.

Pregúntele a su médico acerca de los ejercicios de estiramiento recomendados y si algún ejercicio de bajo impacto es seguro para usted, el ejercicio regular puede ayudar con el dolor de espalda.

Obtenga un suave masaje de embarazo si su médico dice que está bien.

Practica una buena postura

A medida que su bebé vaya creciendo, se va a ir desplazando hacia adelante. Para evitar caer hacia adelante, puede compensarlo inclinándose hacia atrás, lo que puede tensar los músculos de la parte inferior de la espalda y contribuir al dolor de espalda durante el embarazo. Mantenga estos principios de buena postura en mente:

Pongase de pie recto y alto.

Mantenga su pecho alto.

Mantenga sus hombros atrás y relajados.

No bloquee sus rodillas.

Cuando esté de pie, use una postura cómoda y amplia para obtener el mejor soporte. Si debe permanecer de pie durante largos períodos de tiempo, descanse un pie sobre un taburete de paso bajo y tómese un tiempo para los descansos frecuentes.

Una buena postura también significa sentarse con cuidado. Elija una silla que apoye su espalda, o coloque una almohada pequeña detrás de su espalda baja.

También puede considerar usar un cinturón de maternidad.

Levántese apropiadamente

Al levantar un objeto pequeño no doble la cintura ni la levante con la espalda. También es importante conocer sus límites. Pida ayuda si la necesita.

Masaje

El masaje o la aplicación de una almohadilla térmica o paquete de hielo en la espalda podrían ser útiles.

La actividad física se debe incluir en su rutina diaria

La actividad física regular puede mantener su espalda fuerte y puede aliviar el dolor de espalda durante el embarazo. Con la aprobación de su proveedor de atención médica, intente actividades suaves, como caminar o hacer ejercicio en el agua. Un fisioterapeuta también puede mostrar estiramientos y ejercicios que podrían ayudar.

También puede estirar la parte inferior de la espalda. Descanse sobre sus manos y rodillas con su cabeza en línea con su espalda. Tire de su estómago, redondeando ligeramente la espalda. Sostenga por varios segundos, luego relaje su estómago y espalda, manteniendo su espalda lo más plana posible. Gradualmente trabaje hasta 10 repeticiones. Pregúntele a su proveedor de atención médica sobre otros ejercicios de estiramiento.

Considere terapias complementarias

Algunas investigaciones sugieren que la acupuntura puede aliviar el dolor de espalda durante el embarazo. El tratamiento quiropráctico también puede proporcionar comodidad para algunas mujeres. Sin embargo, se necesita más investigación. Si está considerando una terapia complementaria, hable con su proveedor de atención médica. Asegúrese de decirle al quiropráctico o acupunturista que está embarazada.

Precauciones

El dolor de espalda también puede ser un signo de otra cosa, como el parto o una infección del tracto urinario. Si tiene alguna pregunta o inquietud, dolor intenso, dolor que no mejora o síntomas adicionales, hable con su médico.

Los enfoques de tratamiento conservadores, como masajes, compresas y baños calientes y fríos, soporte de la espalda, postura mejorada y fortalecimiento de los grupos musculares centrales, son los que se recomiendan con más frecuencia como la primera línea de tratamiento.

Tylenol es otra opción que es segura cuando se usa de acuerdo con las instrucciones del médico, y proporciona alivio a muchas personas en diversos grados. Desafortunadamente, muchos de los antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno y el aleve, son peligrosos para su bebé, especialmente al principio del embarazo y no se recomiendan de forma rutinaria por ese motivo. Pueden ser dañinos en múltiples niveles, pero son especialmente conocidos por causar problemas de desarrollo en los riñones. Si su dolor de espalda no responde al tylenol y a otras medidas conservadoras, entonces debe analizar otras opciones con su ginecólogo. Además, tenga en cuenta los signos de advertencia como sangrado o cambios repentinos o aumentos en el dolor de espalda, ya que pueden indicar algo más serio y deben discutirse con su médico de inmediato.

Que Puedo Tomar Para el Dolor de Espalda si Estoy Embarazada
5 (100%) 1 vote

Llegaste Buscando:

  • que tomar para el dolor de espalda si estas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.