Que Puedo Tomar Para la Fiebre y Dolor de Huesos

La fiebre ocurre cuando el hipotálamo aumenta el punto de ajuste de la temperatura corporal normal. Cuando esto ocurra, comenzará a experimentar una sensación de escalofrío que lo incitará a ensillarse con prendas más cálidas. En última instancia, esto culmina en una temperatura corporal más alta.

La temperatura corporal ideal generalmente fluctúa en diferentes momentos del día. Es más bajo en la mañana y más alto en la noche. 37 C es ampliamente considerado como la temperatura corporal normal, pero puede variar de 36 C a 37.2 C. Hay varios factores que pueden influir en la temperatura corporal, incluidos los ciclos menstruales (para las mujeres) e incluso los regímenes de entrenamiento intensivo.

Que Puedo Tomar Para la Fiebre y Dolor de Huesos

Causas de la fiebre

Aún así, algunas de las causas más comunes de fiebre son las infecciones virales, las infecciones bacterianas. Agotamiento por calor, algunos tipos de afecciones inflamatorias como la artritis reumatoide y los tumores malignos. También se sabe que los medicamentos como los antibióticos y aquellos que tratan la hipertensión o las convulsiones causan fiebre.

Las fiebres no son tan malas, de hecho, pueden ayudar a reducir algunos tipos de infecciones y disiparse en unos pocos días. Sin embargo, si su fiebre persiste durante más tiempo que eso, existen remedios caseros naturales simples pero eficaces para la fiebre a la que puede recurrir. Veamos ahora 15 de los más notables.

Que Puedo Tomar Para la Fiebre y Dolor de Huesos

Que Puedo Tomar Para la Fiebre y Dolor de Huesos

Remedios caseros para la fiebre

  1. Albahaca

Esta es una excelente hierba que puede tratar eficazmente la fiebre. Sus capacidades curativas naturales le permiten reducir la fiebre casi instantáneamente. Como tal, se ha revelado que la albahaca está a la par con muchos tipos de antibióticos para curar esta dolencia.

  1. Vinagre de sidra de manzana

Es un mitigador de la fiebre de bajo costo pero altamente eficaz. Su alto contenido de ácido le permite extraer calor excesivo de la piel; por lo tanto, alivia significativamente los síntomas de fiebre. También es rico en muchos minerales y puede ayudar a reabastecer a aquellos que son eliminados del cuerpo en el pico de la fiebre.

  1. Ajo

La naturaleza cálida del ajo le permite bajar la fiebre al provocar sudoración. Este efecto también puede eliminar numerosas toxinas del cuerpo y acelerar el proceso de recuperación. El ajo es también una de las mejores terapias naturales para la fiebre, ya que posee propiedades antimicóticas y antibacterianas potentes. Ambos pueden combatir infecciones y algunos tipos de dolencias.

  1. Pasas de uva

Las pasas ayudan al cuerpo a combatir eficazmente las infecciones, lo que les permite minimizar en gran medida los síntomas de la fiebre. También están cargados de fitonutrientes fenólicos que poseen excelentes propiedades antibacterianas y antioxidantes.

  1. Jengibre

Esta hierba funciona ayudando al cuerpo a disipar el calor, lo que reduce la mayoría de los síntomas de la fiebre. También es un antiviral y antibacteriano natural y puede ayudar al sistema inmunitario a combatir la mayoría de las infecciones.

  1. Menta

La menta posee una propiedad de enfriamiento natural que puede conducir a una temperatura ideal del sistema interno para minimizar los efectos de la fiebre.

  1. claras de huevo

Por absurdas que suenen, las claras de huevo pueden servir como una buena naturopatía para la fiebre a la que puedas recurrir. Funcionan a este respecto como un gel refrescante que puede absorber el calor excesivo del cuerpo. En tan solo una hora, la aplicación de claras de huevo en la cabeza y las plantas de los pies puede disminuir la fiebre en estas áreas, donde normalmente causa el mayor daño.

  1. Cúrcuma

Cúrcuma es otra hierba que puede bajar la fiebre de manera eficiente. Posee un compuesto llamado curcumina, que es un poderoso antiviral y antibacteriano. Esto significa que puede ayudar al sistema inmune a combatir la mayoría de las infecciones que desencadenan la fiebre.

  1. Sándalo

El sándalo es una de las mejores terapias naturales para la fiebre actualmente que existen. Funciona ayudando al cuerpo a enfriarse y también puede eliminar los dolores de cabeza, que son algunos de los síntomas de fiebre más comunes.

  1. Té de hierbas

Este te de milenrama puede abrir los poros obstruidos y promover la sudoración que puede disipar la fiebre.

  1. Té de flor de saúco

El té de flor de saúco también ayuda a promover la sudoración, lo que refrescará el cuerpo y eliminará los síntomas de la fiebre.

  1. Pimienta de enano

La salpicadura de pimienta de cayena en sus comidas puede ser una manera simple pero eficaz de combatir la fiebre. Su alto contenido de capsaicina provoca sudoración e incluso promueve la circulación rápida de la sangre.

  1. Zumos de frutas

El consumo de zumos de frutas ricos en vitamina C, como el zumo de naranja, puede tener un efecto beneficioso en la disminución de la fiebre. La vitamina C es un potente antioxidante que ayuda al sistema inmunológico a evitar una gran variedad de infecciones.

  1. Caldo de Huesos

Se ha demostrado que el cartílago que se encuentra en los caldos óseos promueve funciones saludables del sistema inmunitario. Funcionan estimulando la síntesis de glóbulos blancos, lo que permite que el cuerpo mantenga naturalmente una defensa sólida contra las infecciones.

  1. Agua Pura

Mantenerse hidratado durante la duración de su enfermedad es otro de los mejores remedios caseros naturales para la fiebre que podría utilizar. Al beber al menos 8 vasos de agua al día, puede reponer los niveles de líquidos y minerales que se pierden cuando tiene fiebre.

Remedios Caseros Para el Dolor de Huesos y Articulaciones

  1. Baño de sal de Epsom

Las sales de Epsom son ricas en magnesio y sulfatos. Cuando te sumerges en un baño tibio de sal de Epsom, los nutrientes se absorben a través de la piel para proporcionar un alivio rápido del dolor de huesos y articulaciones. La sal de Epsom ayuda a reducir la inflamación, reducir los espasmos musculares y relajar las áreas que están experimentando tensión. Agregue 2 tazas de sal de Epsom al agua caliente del baño y remoje durante 20 minutos.

  1. Ejercicio

Los músculos rígidos causados ​​por la inactividad pueden provocar dolor en los huesos y las articulaciones. Hacer ejercicio regularmente puede ayudar a estirar y fortalecer las articulaciones y los músculos para mejorar la circulación y reducir el dolor. Mantenerse activo también puede ayudar a prevenir el aumento de peso que ejerce una presión adicional sobre las articulaciones doloridas. Si ya padece dolor de huesos y articulaciones, intente realizar ejercicios de bajo impacto como natación, ejercicios aeróbicos acuáticos, ciclismo, yoga o caminar a paso ligero.

  1. Paquetes calientes y fríos

Los remedios caseros para el dolor en las articulaciones incluyen compresas frías y calientes. Si busca alivio inmediato, aplique un paquete de gel caliente al afectado durante 20 minutos. Haga un seguimiento inmediato con un paquete de hielo frío durante otros 20 minutos. Mantenga los elevadores elevados e intente aplicar hielo o calor cada día hasta que alivie.

  1. Pierde peso si es necesario

Tener sobrepeso u obesidad puede ejercer una presión innecesaria sobre los huesos y las articulaciones. También puede acelerar la tasa de degeneración ósea. Perder peso, si es apropiado para usted, puede ayudar a aliviar el dolor y prevenir problemas futuros.

  1. Modifica tu dieta

Una de las maneras más naturales de reducir la inflamación crónica en el cuerpo es modificar su dieta. La inflamación a menudo es el resultado de la comida que come. Los alimentos procesados, con alto contenido de sal, azúcar, aditivos e ingredientes artificiales pueden desencadenar una respuesta inflamatoria.

Una dieta antiinflamatoria puede ayudar a disminuir el dolor de huesos y articulaciones al reducir la inflamación y la hinchazón. Recorte los alimentos envasados ​​y procesados ​​y reemplácelos con alimentos antiinflamatorios como semillas de chía , aguacates, nueces, frutas frescas y vegetales de hoja verde.

  1. Suplementos útiles

Los suplementos para el dolor en las articulaciones pueden ayudar a su cuerpo a construir articulaciones fuertes y proteger contra la inflamación. El colágeno, un tipo de proteína que se encuentra en el cuerpo, ayuda a mantener fuerte el tejido conectivo.  Contiene 19 aminoácidos diferentes que funcionan para mantenerte saludable y sin dolor. El colágeno se puede encontrar en forma de suplemento en su tienda local de alimentos saludables. También puedes probar:

Enzimas proteolíticas : los estudios han demostrado que las personas con dolor en las articulaciones han podido reducir el tiempo de recuperación hasta en un 50% al tomar enzimas proteolíticas, que ayudan a reducir la inflamación y a mejorar la absorción de nutrientes.

Hierbas antiinflamatorias : Las hierbas antiinflamatorias son una excelente manera de reducir el dolor y la hinchazón de forma natural. Pruebe la cúrcuma y el jengibre para ayudar a reducir el dolor de huesos y articulaciones.

Ácidos grasos esenciales : los ácidos grasos Omega-3 ayudan a combatir la inflamación. Tome un suplemento de alta calidad o agregue semillas de lino, semillas de chia y nueces a su dieta.

Que Puedo Tomar Para la Fiebre y Dolor de Huesos
Califica este Artículo

Llegaste Buscando:

  • para bajar la fiebre y dolor de cuerpo
  • puede una embarazada tomar antibioticos para la fiebre?
  • qué medicamento puedo tomar? Tengo dolor cuerpo por alimentos
  • Síntomas: fiebre sudoración dolor de huesos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.